¿Cómo sembrar en pellets de coco?

Todavía estoy buscando la manera más eficiente de hacer los pocos plantones que necesito para mi jardín cuadrado. Después de haber probado la prensa de terrones (que me ha convencido por cierto), estoy experimentando esta vez con pellets de coco.


¿Qué son los pellets de coco?


Estas famosas bolitas de coco son pequeños cilindros de unos 3 o 4 cm de diámetro, hechos de fibra de coco.

Están rodeados por una fina «membrana»

textil que les permite mantener su forma.

Estos llamados pellets de germinación son ideales para germinar sus semillas. Pueden utilizarse como sustituto de la tierra de

siembra y también para rellenar vasos biodegradables.

Cuando se utilizan, los gránulos se hinchan con la adición de agua y las fibras de coco se caracterizan por absorber mejor la humedad

. La germinación es más rápida y el desarrollo de las raíces es más robusto.

Cómo sembrar en pellets de coco


El primer paso, antes de la siembra propiamente dicha, es rehidratar los gránulos para darles algo de volumen. Además, el fabricante indica que es necesario regarlas con agua tibia a razón de 3/4 de litro por 10 gránulos.


Si has colocado los gránulos en la dirección correcta, deberías ver un pequeño agujero en la parte superior. Aquí es donde tendrá que colocar la(s) semilla(s).


Nada muy complicado, el trabajo se facilita enormemente. Se encontrará en la misma configuración que para un cubo hecho con una prensa.


Para terminar, presione un poco en la parte superior para cubrir la semilla. Una vez terminada la siembra, sólo queda colocar los gránulos en una habitación bien iluminada (idealmente un alféizar).


Ventajas y desventajas de los pellets de coco


Para sopesar los pros y los contras y decidirse, he aquí un resumen de las ventajas e inconvenientes de este método de cultivo.


Ventajas


+ Fácil de sembrar: creo que esta introducción debería haberte convencido.
Sistema limpio: me refiero a que no es sucio, puedes sembrar en tu cocina o en tu salón, no habrá tierra por todas partes.
Espacio reducido: los pellets ocupan muy poco espacio, así que se acabaron los alféizares de las ventanas llenos de vasos de plástico.
+ Es un producto ecológico: procede en su totalidad de la valorización de residuos, que no hay que confundir con los pellets de turba que, además de ser ligeramente ácidos, obtienen su materia prima de las turberas que son biotopos cada vez más amenazados.



Desventajas


El precio de coste: Deberías esperar pagar entre 2 y 3 euros por 10 tabletas.
Riego a tener en cuenta: El «macizo de coco» tiende a secarse con bastante rapidez, por lo que debe ser rociado diariamente.
– Debido al tamaño de la mata, probablemente habrá que trasplantarla una vez más a tazas, por lo que no se evitará por completo la necesidad de utilizar tierra para macetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.