Formación de un cordón de manzanos alrededor del huerto

A pocos días del día de Santa Catalina (fecha en la que se supone que toda la madera echa raíces según el refrán), entramos en la época ideal para plantar tus arbustos.


Como te dije antes, tengo previsto marcar el límite entre el jardín ornamental y el huerto con un cordón de manzanos. Hoy me gustaría mostrarte cómo plantar y formar los árboles frutales.


La semana pasada compré esquejes de un año, que son mucho más baratos que comprar árboles formados.


A diferencia de la «doble U» de mis perales, el cordón es bastante fácil de crear, así que los haré yo mismo (está al alcance de todos).


En cuanto a las variedades, he elegido una » belle de boskoop» y una«golden delicious«. También tengo una «crimson crisp» en stock, pero no sé qué pasará con ella por el momento.


Preparación


Hace unos meses ya había tendido un cable a 40 cm del suelo, que es el que se utilizará para guiar los manzanos. Para los primeros años, también tendré que proporcionar estacas que colocaré en el momento de la plantación.


Plantar


Plantar un árbol no es muy difícil, pero hay que seguir algunos pasos y consejos para no comprometer sus posibilidades de éxito.


Empiezo cavando un agujero de unos 50 cm cuadrados y dos palas de profundidad.


Intento mantener la tierra «profunda» separada de la superficial para rellenar el agujero en el orden correcto. También aprovecho el hueco para colocar una estaca lo más firme posible.


Por último, enriquezco el fondo de la zanja con tierra para plantar (si tienes a mano, el cuerno tostado también es una gran enmienda para la recuperación).


Un paso importante antes de colocar el árbol en su agujero es«podar»las raíces.


Hay dos opciones: hacer tu propia mezcla de estiércol, tierra, compost y agua, o añadir agua a un polvo comercial deshidratado.


El objetivo es cubrir las raíces con esta mezcla para favorecer su recuperación y, sobre todo, para evitar que se sequen.


Se está acercando a su objetivo, coloque la púa en su agujero y compruebe el último «detalle» que es esencial. El punto de injerto (una pequeña bola en la base del árbol) debe estar por encima del nivel del suelo.


Si lo has hecho bien, rellena el agujero (si puedes poner la tierra en orden es mejor) y rellénalo alrededor de la base.


Por último, riegue generosamente (incluso si llueve o está húmedo) para terminar de compactar la tierra.


Formación del cordón


Normalmente, hay que esperar unos meses después de la plantación antes de proceder a la fase de formación. Esto es para permitir que el árbol arraigue en posición vertical para empezar.


Como mis esquejes ya eran bastante grandes, temía que estuvieran demasiado rígidos en primavera, así que los entutoré enseguida.


En el caso de un cordón simple (este ejemplo), no es necesario utilizar tijeras de podar, basta con aprovechar la flexibilidad del arbusto doblándolo sobre el alambre que actuará como guía. Utiliza unos lazos suaves para mantenerlo en su sitio y ya está.


Si quieres hacer un cordón doble, tendrás que podar unos 40 cm por encima de los dos ojos. Estos formarán dos ramas a cada lado la próxima primavera. Estos serán los que se guíen en el cable.


Espero tener un bonito límite vegetal entre mi jardín y mi huerto este verano, y con suerte, dentro de dos o tres años, una buena cosecha de manzanas.


¿Qué crees que voy a hacer con el último manzano que me queda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.