Plantas de pared

Una pared vacía se convierte en un acierto decorativo si se utiliza como fondo para colocar plantas de pared, especímenes de follaje característico, como la «planta de silueta» (Dracaena marginata), o bien para rastreras como Plectranthus oertendahlii que caigan en cascada desde soportes de pared, o para trepadoras como Philodendrons entutoradas por varas largas. Las escaleras son a menudo áreas visualmente «muertas», que pueden transformarse con éxito con una planta de pared .Una chimenea que no se utilice es otra área decorativamente muerta, a la que puede darse vida con algunas plantas.

Una chimenea pequeña constituye un buen decorado para una planta sencilla, como el culantrillo de pozo (Adiantum); un espécimen grande, como un helecho Pteris, una palmera enana, una Hydrangea o un grupo de plantas de hoja y de flor, son más adecuados para una chimenea mayor. Antes de colocar las plantas, sin embargo, es necesario bloquear la chimenea con el fin de evitar las corrientes de aire. Unas hojas de periódico arrugadas empujadas afuera de la vista constituyen un bloqueo temporal eficaz. El empleo imaginativo de las plantas permite también transformar los nichos, hornacinas y rincones oscuros en aciertos decorativos.

Los nichos y hornacinas deben tratarse como áreas de decoración por derecho propio, y pintarse o empapelarse de forma que sirvan de marco adecuado para una planta determinada o para un grupo de ellas. Desgraciadamente, estas áreas son a menudo oscuras y en general no conductivas del crecimiento vegetaL desventaja que comparten con las chimeneas y, a menudo, con las jardineras. Una solución posible consiste en usar como plantas de pared como Sansevierias, Philodendrons, Aspidistras, helechos, palmeras o las Dracaenas más resistentes, que gustan de estas condiciones (o, al menos, sobrevivirán en ellas). Puede darse un toque de color introduciendo plantas de pared flor o flor cortada de la época. Como alternativa, pueden elegirse las plantas de pared liberalmente por su aspecto y colocarlas sólo durante cortos períodos de tiempo. Los ejemplares expuestos en condiciones adversas necesitarán un largo período de descanso, y habrá que tener siempre a mano otros para reemplazarlos. Una idea acertada es la de disponer una rotación de plantas, posiblemente del mismo tipo, y cambiarlas de un sitio a otro de la casa una vez al mes. Los proyectores realzan el aspecto de las plantas y la iluminación por detrás puede resultar muy efectiva, por ejemplo, con un helecho Nephrolepis. Pero solamente hay que confiar en la luz artificial cuando se usa un foco apropiado para el cultivo de las plantas de pared, o si se rotan regularmente éstas a posiciones mejor iluminadas, ventanas, un eslabón con el exterior. Los miradores, característica arquitectónica de muchas casas antiguas, pueden ser utilizados con éxito por el jardinero de interior.

LEER
Tradescantias y similares

Son un sitio ideal para las plantas que florecen en condiciones de noche fría: Azaleas, ciclámenes y Primulas, por ejemplo. Tienen, además, la ventaja de que protegen hasta cierto punto las plantas del calor del interior de la habitación. Las composiciones pueden variar desde simples agrupaciones de alféizar hasta jardines de ventana con plantas como Chrysanthemums, ponsetias (Euphorbia puicherrima) o ciclámenes sobre soportes transparentes. Las columnas para plantas con especímenes similares o armonizados, o con grandes ejemplares como Dracaenas, prolongarán la decoración de la ventana al interior de la habitación si están colocadas sobre el mirador o a su lado. También pueden suavizarse las líneas severas del bastidor de la ventana con plantas rastreras: una hiedra de hoja menuda, o un geráneo de hoja de hiedra (Pelargonium peltatum), por ejemplo. Si un salón da al exterior sobre un patio o jardín de azotea, o si una puerta vidriera doble da a un jardín, el enlace visual del interior con el exterior crea una sensación de espaciosidad y unidad. Ese enlace puede lograrse conjugando plantas de exterior con otras de interior similares. Las palmeras resistentes de un jardín de azotea pueden encontrar eco en el interior en una Howeia belmoreana (palmera Kentia), por ejemplo; y Hedera canariensis (hiedra de las Canarias) es una impresionante planta de pared de exterior que puede enlazarse con otras hiedras de interior. Muchas bulbosas crecen en interiores tan bien como aflicta. Para ayudar a unificar el diseño interior y el exterior pueden utilizarse recipientes similares en la casa y en el jardín. Y si una habitación da sobre un jardín de azotea, hay que considerar también el posible empleo del mismo material de solado en las dos áreas para crear un enlace más.

LEER
Dizygotheca y Grevillea

Por toda la casa plantas de pared

Las plantas de pared de interior no tienen por qué estar confinadas en el salón. Los helechos, por ejemplo, suavizan las líneas normalmente rígidas e higiénicas de un cuarto de baño y prosperan en su calor y humedad. La forma graciosamente desparramada de una Howeia belmoreana contrasta con la funcionalidad de una cocina moderna. En una caja de escalera, las trepadoras corno por ejemplo una Fatshedera lizei enmascararán una balaustrada gastada, y darán vida a sus líneas rígidas. Las plantas trepadoras como las hiedras, entretejidas alrededor de la ventana del recibidor, alegran éste, que es a menudo la habitación Cenicienta de la casa. Philodendrons, Ficus elastica y palmeras, añadirán un toque de lujo. Si hay bastante espacio, un jardín interior a gran escala podría servir de punto central. La enorme gama de plantas de interior hoy disponible implica que existe virtualmente una variedad para cada proyecto de diseño de plantas de pared. Hay que estudiar las posibilidades y las exigencias de cultivo en cada caso.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Plantas de pared puedes visitar la categoría Plantas.

Publicaciones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Go up

He leído y acepto la política de privacidad y cookies. Más información

Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.   
Privacidad