Clases de plantas

Plantas pequeñas

Clases de plantas

Los especímenes grandes, espectaculares, tienen apreciables utilizaciones propias, pero lo mismo ocurre con plantas mucho más insignificantes, del tipo de las que podría poner en el alféizar de una ventanaSe encontrará una selección de plantas de follaje con hoja menuda; muchas de las plantas rastreras son también muy pequeñas, así como las hiedras y algunas de las plantas de hojas decorativas.

Para los lugares sombreados en los que el ambiente puede mantenerse húmedo y con preferencia regularmente frío, los helechos son ideales, y hay también helechos enanos especialmente adecuados para cultivar en urnas de cristal. Para pequeñas plantas floridas, se encontrarán detalles sobre algunas de las plantas bulbosas más pequeñas. La mayoría de los cactus y plantas crasas son pequeños y compactos.

Plantas trepadoras y rastreras

Las plantas que se arrastran por encima de una mesa o estante, se desploman desde una maceta colgante o trepan por cañas u otros soportes pueden tener una gran utilización en muchas situaciones.Por ejemplo, se consiguen logradas divisiones de espacios utilizando el follaje de plantas trepadoras de interior.

Como mejor se cultivan la mayor parte de las plantas trepadoras de flor es en una terraza, un invernadero ornamental o una habitación jardín, pero algunas que pueden utilizarse también en el interior de la casa.

Plantas Palmiformes

Los pandanos (Pandanus) son soberbias plantas individuales, todas ellas demasiado escasas. P. veitchii es una de las especies más fáciles de obtener, y sus hojas son a franjas verdes y blancas. Se parecen bastante a las hojas del ananás. Las hojas tienen el borde de sierra, pero no resultan muy dañinas si se trata la planta con un poco de respeto. Las Pandanus son plantas duraderas que necesitan el mismo tratamiento que la Dracaena marginata. Finalmente, entre las plantas semejantes a las palmeras hay dos grupos extremadamente antiguos que se remontan a una época anterior a la de los dinosaurios: las cicadas y los helechos. Cycas revoluta (la palma sagú) presenta un crecimiento extremadamente lento y donde mejor se encuentra es en los cálidos locales de los jardines botánicos. Sólo debe intentarse su cultivo si se tiene suficiente paciencia, así como las condiciones de calor y vapor que necesita. Algunos helechos, como Cibotium schiedei de Asia, Cyathea dealbata de Nueva Zelanda y Dicksonia antártica de Australia son más resistentes, pero rara vez se encuentran a la venta. Pueden conseguirlos a partir de esporas procedentes de una tienda especializada . Pero si se logra, la planta es realmente magnífica y poco corriente: sin ser una palmera, posee prácticamente su misma belleza.

Plantas para terrarium

Existen varias reglas generales que hay que tener en cuenta cuando se abastece un terrarium. En primer lugar, deben escogerse plantas a las que les convengan ampliamente las mismas condiciones, y en particular especies amantes de la humedad. En segundo lugar, ha de tenerse presente el tamaño del terrarium; no es preciso podar demasiado a menudo un ejemplar de crecimiento rápido, aunque algunas plantas pequeñas pueden, desde luego, cultivarse en un terrarium grande. Se enumeraránn unas cuantas plantas adecuadas para jardines en botellas, que naturalmente pueden cultivarse también en otros tipos de terrariums. También son adecuados la mayor parte de los helechos, junto con muchas de las orquídeas de menor crecimiento.

Plantas para colocar aisladas

Siempre es tentador comprar ejemplares grandes . Tienen un impacto inmediato y que en el marco adecuado resultan muy atractivos. Algunas plantas de interior alcanzarán con el tiempo porporciones arbóreas, especialmente los miembros de la familia del ficus, incluida la planta del caucho Fícus elastica. En el mismo caso están las palmeras y aquellas plantas, como las mayores Dracaenas, que tienen aspecto de palmeras aunque no lo son. Si se prefieren tipos más arbustivos, hay varios arbustos de follaje y plantas de hoja grande que constituyen ejemplares valiosos. Todos ellos se cultivan fundamentalmente por su follaje, pero hay también arbustos de interior con valiosa floración. Los rosales pueden también cultivarse en interiores.